Dec 29, 2011

El conejo de Alicia -2011-.

Tarda en llegar, y al final, al final, hay recompensa.

Te me vas 2011 y empiezo a agarrarte y no querer soltarte por todo lo que me diste, por la paz que finalmente me invadió y me invita a despedirte y dejarte ir, pero llevarte conmigo donde esté. Eso voy a hacer. París se queda para siempre en mi corazón y mis retinas y mi piel y mi vida. Todavía tengo un verano, un mes del conejo, todo un simulacro soleado de situaciones parecidas al nirvana que no son y no te igualan porque están después del 31. Querido 2011, entrás para siempre en las visagras de mi historia, de mis cortos 26 años, de una vida anterior llena de incógnitas y mierda, pero qué importa. Llegaste. Con tu departamento de dos ambientes alquilado, tu vuelta a la UBA y a Chomsky, tus ventanales que daban al Sena, tus horas extras y tu gran victoria sobre Zeus. Dragon, no te tengo miedo.

No comments: